27.5.06

LA MALINCHE (I)

"Se llamaba Malintzin, que quiere decir "penitencia". Ese mismo día el mercedario Olmedo la bautizó "Marina"..., pero su pueblo le puso "Malinche", la traidora." La voz del que relata es la de Jerónimo de Aguilar compinche y traductor de Hernán Cortés en la conquista de México y el contacto con los indígenas. El libro se llama El Naranjo, y con él, el mexicano Carlos Fuentes, cerró su ciclo narrativo autodenominado "La edad del tiempo". La primera de las novelas breves que reúne este volumen, y de la cual extraigo la cita inicial, se titula "Las dos orillas", y sintetiza bien la obra de Fuentes en relación con ese doble juego onmipresente del conquistador conquistado, la barbarie y el encanto de la intromisión, la conquista del "nuevo mundo" y el mestizaje . En "Las dos orillas", Fuentes consigue que la voz narrativa de Aguilar dé cuenta de una Malinche que de traidora, deviene en musa erótica, india inteligente, hembra sospechada entre los suyos y los otros, por su calidad de poliglota intérprete y pilar histórico de un proceso en que, como amante y consejera del invasor Cortés, operó como puente entre los dos mundos. Seduce La Malinche, intriga, devela ese lado minimizado de las hijas de Venus que el machismo ignora y el feminismo confunde. "Pobre Marina, abandonada al cabo por el conquistador, cargada con un hijo sin padre, estigmatizada por su pueblo con el norte de la traición, y sin embrgo, por todo ello, madre y origen de una nación nueva, que acaso sólo podía nacer y crecer en contra de las cargas del abandono, la basatrdía y la traición..." La lengua y las mujeres- madres, siempre en el centro de la historia....

*Bonus track : En abril pasado Laura Esquivel presentó en Chile su Novela Malinche

12 Comments:

At 11:42 a. m., Blogger UMA said...

Es que musa inteligente-eròtica pareciese que no se puede conjugar, pareciera que es necesario a veces escindir a la persona a cambio de no poder comprenderla.
Interesante historia, buena recomendaciòn, Hèctor.

Un besazo desde acà.

 
At 11:47 a. m., Blogger Clarice Baricco said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

 
At 11:57 a. m., Blogger Clarice Baricco said...

Héctor:

Me has sorprendido. Linda sorpresa de un mañana soleada dominical.

Quiero decirte que por mucho tiempo ha sido mi amante Carlos Fuentes. Ha venido a mi territorio a presentar sus libros y otros etcéteras. He tocado sus manos y me robé su voz.

Debo de confesarte, que ha llegado uno nuevo, tú comprendes el destino del amor.

Pero dudo dejar a Carlos, ¿será que uno pueda llevar a dos? quizá en cada almohada.

Te cuento que en la escuela a veces nos enseñan lo peor de la Malinche. Vine a justificar y comprender muchas cosas hasta que me tocó realizar una investigación de La Ruta de H. Cortés, para un video.
En las diversas lecturas, se profundiza a los héroes, buenos o malos o mediocres o desapercibidos.

¿Cuál hubiera sido el destino mexicano sin ella? Quizá el mismo porque el hecho ya existía: la conquista.

Nací en el primer puerto de América -debido a don Hernán- y ahora en el pueblo que vivo,por aquí dejó sus huellas.

Gracias por recordar y mencionar a mi país. Ahora nos toca a nosotros dejar huellas, en este pais que aún duele pero la esperanza sigue azul.

Te beso...

 
At 1:21 p. m., Blogger blueberrie said...

Qué es la memoria de nuestros pueblos, Héctor, sino un cúmulo de historias nacidas en torno a la traición y el abandono... Y la figura femenina siempre aparece de manera intrigante, siempre.

Te envío un matecito, besos.

 
At 2:20 p. m., Blogger Pasquin del Reino del Reves said...

Y cuando no, las culpas iban a cargarselas a ella, que de todas formas no tenia otra opcion. No dudo que doña Marina, tendria tambien su propio proyecto para su pais, mas humano, menos bestial, menos sojuzgado, pero le faltaba algo basico y vital: el poder para llevarlo a cabo. Ni el supuestamente sobrevaluado poder del sexo, de la seduccion o la descendencia de un hijo varon bastaron para que tuviera algo de poder real para llevarlo a cabo; en una epoca en que el mundo era masculino, europeo y la razon pasaba por las armas (de fuego o de la Fe, cualquiera de ellas) y el unico sentimiento imperante era la ambicion ya fuera por oro, titulos de nobleza y fueros. ¿Que podia hacer una nativa, que desconocia los tejes y manejes de la pseudocultura que cayo encima de golpe como una manga de langostas? Claro, siempre es mas facil buscar chivos expiatorios que analizar en detalle el porque y como vinieron los españoles. (Y aunque tengo sangre de ellos, insisto, no me simpatizan!!!)

 
At 2:50 p. m., Blogger teiadepalavras said...

Abandono, perda, seguirei a sugestão, averiguarei, pelas ruas de Fuentes! Grata pela gentil e incentivadora visita.

Abraço,
Casti

 
At 5:52 p. m., Blogger charruita said...

Gracias por la recomendación.
Soy un poquito subjetiva con estos temas, pues no tengo simpatía a la "sangre española" que corre por mis venas.
Gracias a la vida tengo parte de sangre árabe!! que le voy hacer...leeré el libro, de eso no cabe duda.
Saludos!

 
At 8:02 p. m., Blogger Michelle said...

Me gusta mucho Carlos Fuentes, es un escritor sólido que abre la mente a una comprensión más profunda. Buscaré el libro....abrazos Michelle

 
At 10:26 a. m., Blogger Iris said...

gracias por el regalo, lo voy a leer, me interesa el tema las mujeres, madres, la oralidad, los indígenas y la maldición de malinche ¿conoce la canción?

 
At 10:40 a. m., Blogger Héctor Jorquera said...

si claro Iris, es un tema antiguo la Malinche para mi, la cancion me gusta mucho y ademas hace un par de años le escribi algo, medio eroticon, q se yo, no se si lo publicaria, pero deje abierta la posibilidad por eso malinche(i), vio? abrazos

 
At 6:13 a. m., Anonymous Anónimo said...

Hey what a great site keep up the work its excellent.
»

 
At 8:10 p. m., Blogger Laura said...

Qué hubiese sido de América misma sin esa musa? sin esa mujer soñadora, inteligente y principalmente humana?
Cuánta injusticia en su recuerdo... pobre e indefensa muchacha que tantos desconocen pero juzgan.
Leí Malinche y tengo entre mis pendientes El Naranjo...
Leí de Esquivel para el colegio pero aprendí varias cosas, coo podrás ver en la última entrada de mi blog.
Hasta pronto.
Hermoso blog!
Saludos sureños... desde Río Gallegos.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

ecoestadistica.com