5.3.06

EL CIUDADANO LAGOS

Con éste titular sobre una foto de S.E, La Nación Domingo abre una serie de notas sobre el término del mandato del presidente Lagos, por el cual voté y al cual evalúo como un gran primer mandatario. Rafael Otano, Pablo Azócar, Guillermo Tejeda y Rafael Cavada entre otros, le dedican profusos elogios. Y queda sin embargo, o tal vez por eso, la sensación que el país se inauguró, se modernizó y refundó con Lagos, cuestión que estimo injusta, no sólo para los ex presidentes Aylwin y Frei, sino también para ciudadanos como yo, que ya desde la dirigencia estudiantil en dictadura y luego en diversos frentes públicos o privados, aportamos al trabajo democrático de la patria, lo mismo que cientos de adherentes sin cargos, de la Concertación o fuera de ella.. Buen trabajo el del Presidente, pero una cosa es que se retire con tamaño porcentaje ciudadano de apoyo, entre los que me sumo, y otra, es endosarle todo el crédito de éstos 15 años de reinauguración de la república, crecimiento económico y estabilidad política. Fue con Frei que la Concertación comenzó las grandes reformas de educación, salud, justicia y obras públicas. Un tipo pragmático y hasta "fome", según algunos, quizás con menos sentido de pasar a la historia republicana como estadista que Lagos. Pero no hay Frei sin Aylwin. Ni Lagos sin ellos dos. Negarlo es míope e injusto, más allá de reconocerle a Lagos su inteligencia, carácter y capacidad comunicativa. ¿No hay mucho de Aylwin y Frei en los logros actuales? Ya que Otano, Cavada, Tejeda y Azócar fueron generosos en decir lo que se hizo, también seré generoso en enunciar lo que creo que le faltó a Lagos: pedirnos fuerzas a los ciudadanos para, en lugar de reformar la Constitución, convocar a una asamblea constituyente para tener una carta magna que sea reflejo de voluntad ciudadana y no meros parches de la que heredamos de mala forma; ser aplaudido de pie por la CUT, lo mismo que por los grandes consorcios empresariales, porque los tabajadores sintieran que la torta de las ganacias suculentas sirven también para endulzar las bocas que se alimentan con el sueldo mínimo; hablar de justicia social en lugar de simple equidad, para ser épicos, no sólo en el discurso republicano, sino también en las epopeyas que se inventan libre y cotidianamente, conovocarnos a refundar la Concertación, para el arcoiris brille sinceramente y la alegría se disfrute sin tanto tranquilizante mediante; y, finalmente, aceptar moderar ese ánimo de padre impaciente porque los hijos o periodistas, no entiendan a la primera sus inteligentes razonamientos. Hasta siempre, que le vaya bien Presidente, que su familia disfrute de sus días ciudadanos de esposo, padre y abuelo; que otros mandatarios recojan sus consejos. Yo me quedo con dos frases suyas: "No hay mañana sin ayer" y "En éstos años corrimos los límites de lo posible..".

Recomiendo leer: a Sergio Micco, aquí.

6 Comments:

At 10:33 a. m., Blogger Iris said...

a mi el ciudadano/presidente Lagos, me intimida. Es de las pocas personas a las que me costaría, plantear mi disidencia, claro, lo haría igual, pero "aperada" de una fuerte armadura y por supuesto unos protectores para mis oídos, por los retos digo .

Sin duda que el país avanzó y estoy de acuerdo en que no es mérito exclusivo de él.

Me gustó eso de los aplausos, que buena forma de medir la gestión. Yo lo aplaudiría con fuerza, pero no de pie.

 
At 10:42 a. m., Blogger Andrea Brandes said...

Que buen artículo!
Suscribo lo que escribes, el fondo y la forma.
El tema con Lagos, es que él parece confundir su persona con su gobierno, y cuando se enoja, no es él el que se enoja, se enoja EL ESTADO CHILENO, el PUEBLO DE CHILE, en boca de su presidente. Por eso se ha vuelto un personaje intimidante, un soberano más que un presidente.
Este gobierno tiene logros impresionantes, principalmente en el tema de obras públicas, pero el tema de la distribución del ingreso es un pendiente con mayúscula.
Bien por los gobiernos de Aylwin y Frei. A Aylwin le tocó el tenso período de transición, a Frei una crisis económica mundial a partir de la mitad de su mandato, que ha hecho que se le evalúe con un juicio teñido por esa circunstancia (a pesar que yo no concuerdo en el manejo económico que se hizo de la crisis).
En el último tiempo caminamos en puntillas...no vaya a ser cosa que se ofendan los empresarios, o, mucho peor...que se ofenda el presidente Lagos!
Firma: una empresaria que votó por Lagos

 
At 2:54 p. m., Blogger Héctor Jorquera said...

Pato Navia me escribió alguna vez diciendo que él habia recibido cartas de La Moneda por comentarios suyos sobre el manejo del gobierno. Tengo fe en el que período que se inicia demos un salto hacia un nuevo trato verdadero con la ciudadanía. Deseable sería que la presidenta no tenga un segundo piso que le sople al oido solamente, sino que muchos y muchas puedan a través de viejos y nuevos mecanismos, contar su cuento, incidir y hacerse cargo de exitos y fracasos. Decia Rulfo, nos salvamos juntos o nos hundimos separados.

 
At 9:48 p. m., Blogger Alejandro Vega said...

Hola Héctor, mi opinión es que con Lagos el país vivió una especie de trasnformación hacia la unidad y al patriotismo; tal vez fue cosa del destino que algo venía encaminado desde antes y tenía que llegar a un climax.
Pero es verdad que se prudujo un cambio en la mentalidad del chileno y en la forma en que nos ve el mundo, pienso que una de las cosas más grandes que le mostramos al mundo fue el NO de Lagos a EEUU para invadir a Iraq, el aquí y ahora a Mesa, etc. Como consecuencia de eso y la actitud de Lagos de ser siempre el mejor y siempre "salir jugando" (conocido como soberbia por la gente que no votó por él), nos fuimos empapando y quienes no votaron por él dejaron de lado prejuicios y los que votamos por él nos sentimos hinchados y felices de haberlo elegido en las primarias de la concertación y despues frente a Lavín.
Los 3 presidentes de la concertaciój hicieron el trabajo que correspondía en cada momento pero el liderazgo de Lagos es difícil de igualar y creo que eso fue lo que conquistó el corazón del pueblo.
Saludos
Alejandro

 
At 11:55 a. m., Blogger Héctor Jorquera said...

Buen comentario Alejandro, son tus evaluaciones y yo solo emito la mia. Mi comenteario hace alusion a la vision de los periodistas y escritores de La Nacion. Es un poquito mucho, digo yo. Pero ademas doy fundamentos, ahi estan la reformas que inicio un ex presidente mas a lal de si ese ex me guste a mi o no. La primera vez que oi el juicio de arrogancia sobre Lagos, fue de un senador muy cercano a el, no de opositores. Buen tema, suerte

 
At 5:35 p. m., Blogger Alejandro Vega said...

Héctor concuerdo contigo en lo de La Nación, a veces (casi siempre) pierde objetividad.
Saludos

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

ecoestadistica.com