13.3.06

DIGNIDAD HECHA A MANO (II)

La favela o villa miseria más grande latinoamérica alberga también a costureras que han dado un salto enorme de la pobreza a la alta costura. Se trata de Coopa-Roca, una cooperativa que tras largos años de trabajo ha conseguido transformar "retazos en tesoros". Con inicios en los ´80, la cooperativa que funcionaba como un taller laboral de los nuestros, agrupando a mujeres que logran aprender un oficio manual de subsistencia, pasó de vender en pequeños puestos de feria a finas boutiques, lujosas pasarelas y glamorosos salones de la moda. Como siempre ocurre en éstos, y en otros casos similares, tras ésta iniciativa existe una emprendedora, "Tete" Romeiro Leal. Ella ha sido capaz de movilizar los talentos de las costureras, combinar estilos y prácticas: los mejores diseñadores de Brasil llegaron a las favelas y las mejores técnicas de la costura popular de las barriadas, se tomaron las principales casas de moda. "Los materiales lujosos estaban fuera del presupuesto, hasta que las fábricas acordaron darle a Tete los remanentes y retazos de seda y algodón, pero se negaron a llevarlos a la favella por motivos de seguridad" comenta Shannon Walbran , periodista americana que ha dado gran cobertura a Coopa-Roca. "Un socio alemán relacionado a "Asociación Europea De Comercio Justo" pagó una "mini van" para recoger el material donado, lo que resultó en una solución sin costos al problema de los insumos", señala.

El giro de Coopa-Roca de la artesanía a la alta costura se dio gracias al fervor del público generado por el show internacional de moda en Río en 1994. previamente la capital de la moda en Brasil era San Pablo. Tete aprovechó este giro y trabajó en su red de Río para identificar a los diseñadores de moda que ofrecerían lecciones pro bono a los miembros de Coopa-Roca con dos propuestas: enseñar lo básico de la producción de ropa, y elevar la conciencia de los miembros en cuanto a las tendencias. Un día después de la primera lección, las revistas Elle y Vogue hicieron un reportaje sobre la cooperativa. Ahora amplían su infraestructura y capacitan nuevas socias de entre 18 y 65 años.

3 Comments:

At 12:59 a. m., Blogger Marce said...

Qué mejor ejemplo de capital social, cómo para que nos demos cuenta que las organizaciones de base son posibles y sólo necesitan oportunidades.
Un agrado conocer tu espacio Héctor, gracias por tu visita y comentario.

 
At 2:06 a. m., Blogger antona said...

Como me gusta leer estas noticias,de alguna manera revierten su exito hacia el pueblo creando empleo y dando una oportunidad a la gente
salu2 amigo

 
At 4:22 p. m., Blogger HadeS said...

comparto la opinión de Antona.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

ecoestadistica.com