31.3.06

¿MALA VIDA O BUENA MUERTE?

"En pleno uso de mis facultades mentales..." , señala con calma y voz entrecortada en la pantalla Samuel Fuentes, chileno, 63, postrado en una cama, sosteniendo un documento en la mano izquierda "pido que me dejen morir". Lo dice con la certeza del que no sólo razona, sino también siente que ya no hay sentido para un cuerpo que se niega a darle buena vida. Pesa 29 kilos, está afectado por un cáncer gástrico que confiesa, le provoca dolores diarios insoportables, a pesar de los medicamentos admInistrados por los médicos. Se declara católico apostólico practicante y ecuménico e invoca de modo recurrente que "Dios es misericordioso y comprende que uno no busca acabar con la vida, sino con el dolor...Por eso pido que me dejen bien morir, pido la muerte como una forma de hallar la paz", concluye. Mientras el debate se reactiva en Chile, Amenábar nos regaló su Mar Adentro, y don Samuel padece con resignación cristiana su dolor, yo busco con qué palabras responderle a Felipe, mi hijo de 9, por qué "ese señor de la tele se quiere morir...".

22 Comments:

At 6:34 p. m., Blogger metis said...

dificil respuesta para Felipe. Aunque comparto la postura de Samuel, porque alargar una vida de dolor y sufrimiento? vivir es un derecho, no una obligación, entonces quienes son esos que se creen con derecho de decirnos lo que tenemos o no que hacer con nuestra vida??
Un beso

 
At 12:01 a. m., Blogger Verónica said...

Me tocó acompañar el sug¡frimiento de una familia que vivió la agonía de su hijo por cuatro meses... y sabes qué? hoy siento que si Dios me pusiera una prueba así, lo dejaría partir; por el amor que les tengo, por lo que los he visto crecer y jugar.

Un Beso

 
At 12:07 a. m., Blogger charruita said...

100 % a favor de la Eutanasia o muerte asistida...
por cuestión de dignidad

100% en contra de la pena de muerte,
nadie decide que está bien o que está mal para condenar con la muerte una conducta humana

100% a favor de la legalización del aborto,
las mujeres tenemos el derecho a decidir sobre nuestro propio cuerpo además evitaríamos los negocios de aborto clandestinos...

100% derecho al suicidio,
nadie tiene la facultad de juzgar a quien toma ese camino

y me fui de tema, pero tu post me recordó enunciar mis valores sobre la muerte

 
At 11:09 a. m., Blogger Lila Magritte said...

Siempre estoy por respetar la opción personal. Y cuando no se puede por porque el ser ha abandonado el uso de sus facultades, debe ser ayudado a morir con dignidad, sin dolor y sin el alto precio que las clínicas cobran por mantener la vida artificialmente.

Creo que he visto demasiado como para entender que a veces es "rentable" mantener el estado vegetal con muerte cerebral. El uso de la UTI es tan caro diariamente, que conviene a las clínicas, para ampliarse y mantener permanentemente la tecnología de punta que ofrecer a sus clientes, repito "conviene" mantener a raya a la eutanasia y pasar por encima de la conciencia social, el respeto al prójimo, la solidaridad, la dignidad, la ética...
Mejor me retiro,
pero a mí, nada de máquinas ni ofertas de alargue de vida por un par de semanas, ni respiradores artificiales ni operaciones de prueba. Cuando las cosas son claras para qué ponerle m´´as sangre.

 
At 11:09 a. m., Blogger Lila Magritte said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

 
At 11:24 a. m., Blogger Fortunata said...

La muerte digna........... el negocio de la muerte......... es curioso que en las culturas modernas ya no se prepara nadie para la muerte, emperrados en la eterna juventud, en la vida material a costa de cualquier precio, del sufrimiento, del olvido......
Yo como Lina, sin maquinas sin tratamientos abrasivos.
Otra pelicula que trata del tema "Las invasiones barbaras" (Canadiense) si puedes no dejes de verla.

 
At 5:00 p. m., Blogger Michelle said...

Hector vengo a agradecer tu visita al Testigo y tus reflexiones. En verdad que el tema que propones es especialmente fuerte, en el sentido que siento que tenemos el derecho natural e innato de decidir cuando es el momento para morir solo que no está cosnciente..creo que tenemos ese poder,,y asumirlo es muy fuerte..saludos

 
At 7:10 p. m., Blogger Sol.. said...

Me recordaste un poema de Neruda.. el pide silencio y permiso para nacer..

"Ahora me dejen tranquilo.
Ahora se acostumbren sin mí.
Yo voy a cerrar los ojos..

.. Déjenme solo con el día.
Pido permiso para nacer."

Aquí es lo mismo.. silencio y permiso para MORIR.. es mucho sacrificio conceder la paz?

Te dejo un beso.. gracias por la reflexión.

 
At 11:19 p. m., Blogger isabel pla said...

Héctor, yo creo que los niños tienen que acercarse a la muerte lo antes posible (simplemente porque es lo único que, con certeza, nos ocurrirá a todos). ¿Qué tal contarle la verdad? Que es un señor con una enfermedad incurable, que sufre horribles dolores y sólo quiere desncansar tranquilo y encontrarse con Dios (bueno, en el caso de que seas creyente). Recuerdo de niña que mis padres me acercaron a las miserias del mundo con mucha naturalidad ... (prostitución, cáncer, pobreza, etc.). Por si te sirve...
Un honor que me linkees, gracias por tu visita.

 
At 11:35 p. m., Blogger ROx said...

Esto puede ser muy contradictorio. Si los doctores le estan prolongando la vida artificalmente, no estan yendo ya contra la voluntad de Dios que le ha dado una enfermedad terminal?, no es que Dios lo esta llamando porque lo quiere a su lado?. Entonces, por que se obstaculiza ese camino. Si hubiera una esperanza de salvacion o de cura, la cosa seria diferente. Creo yo!

 
At 7:24 a. m., Blogger una hippie del 70 said...

Hola amigo...un placer encontrar otro hermano chileno en mi blog...comparto a Sol y su poema de Neruda....explìcale a Felipe con tus palabras...que seguro seran justas, de nuestro derecho a vivir y morir con dignidad. Un abrazo.

 
At 12:21 p. m., Blogger Cursivas said...

Sabes, a veces pienso que a la medicina le hace falta humanidad...

 
At 1:25 p. m., Blogger Laura said...

Que dificil decidir entre la vida y la muerte. Tema que me supera, me deja sin palabras y me hace pensar en lo inhumanos de los humanos.

 
At 5:21 p. m., Blogger Marga said...

Ufff dífícil tema para explicar a un niño, o para explicar a adultos que no tuvieron que enfrentarse al sufrimiento de un pedazo de sí. Tal vez si la muerte no estuviera manchada de negación o ilusiones religiosas sería más fácil... qué tal hablarle de la libertad para decidir la vida, no la muerte, su final? más luminoso para un niño... y para cualquiera!

Saludos, vitales

 
At 5:53 p. m., Blogger José Luis Contreras Muñoz said...

Pienso es un derecho,quien quiera luchar que lo haga,quien quiera morir que lo haga.No es fácil pero es mi conclusión.

 
At 8:38 p. m., Anonymous Anónimo said...

... las mejores palabras con que responderle a tú hijo... este tema.. u otro.. deben ser las que te salgan desde el corazón...esas generalmente están llenas de verdad...

 
At 10:30 p. m., Blogger La Revolución de las Costillas said...

Tengo un caso así muy de cerca, el suegro de una amiga se está muriendo de cáncer, sí, muriendo, porque en su cuerpo ya no hay vida, solo dolor. Dolor que acompaña a toda su familia, entre el cansancio de la agonía y el sufrimiento de la espera. Viendo aquello de tan cerca me inclino por la eutanasia, sin embargo Dios dice otra cosa y Él es el que manda.

 
At 11:47 p. m., Blogger HadeS said...

ese cuadro de Caspar (uno de mis preferidos) pega justo para un interrogante como el que da título al post.
terrible, terrible.

 
At 3:18 p. m., Blogger Noticias del Viejo Mundo said...

Al igual que la mayoría creo que la gente debería tener derecho a decir basta, no más vida artificial o no más dolor. Conozco de cerca como los hospitales clínicos prolongan la vida de los pacientes, realizan pruebas y experimentos en pro del avance científico casi como sin pensar que se trata de un humano. Dónde está el límite? Difícil pregunta para un padre ...

 
At 8:01 p. m., Blogger Andrea Brandes said...

La muerte...la que le imprime urgencia a la vida, es, mientras dura la vida, una custión de opción. Todos podríamos, en teoría, optar por morir.
Normalmente es al revés. Sanos y enfermos queremos vivir, sólo que los enfermos terminales no pueden dilatar la vida. Creo que tienen el legítimo derecho a no dilatar su muerte.

 
At 5:58 p. m., Blogger Paulina said...

Que complicado es Jorge , vi Mar adentro y me produjo tantas emociones encontradas , bellisima pelicula , su musica era un actor mas y te llevaba maas a ahondar en el problema central . Realmente creo que es algo tan personal la desicion a seguir pues lo principal respetar la desicion que esa determinada persona escoja , y ahi es donde caigo en cotradccion pues amo y respeto mucho la voluntad de Dios , y tambien respeto la opinion y las convicciones de mi projimo . Ya quede enredada denuevo :-) y al final no dije nada :-) ...

 
At 9:20 a. m., Blogger vb said...

A la vida se nos trae sin preguntarnos...la muerte por lo tanto es una opción personal...

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

ecoestadistica.com