7.1.06

Y DIOS CREO A EVO...

De los siete hijos del matrimonio Morales Ayma, sólo tres sobrevivieron en Ayllu de los Sullka, al sur de la provincia Carangas del departamento de Oruro, en el altiplano boliviano. Evo, fue uno de ellos. Reconoce que haberle mirado de cerca la cara a la miseria y haber palpado la frialdad indiferente de las élites con los dolientes de su pueblo, le llevaron gradualmente a implicrase en cuestiones sociales. Su miseria familiar se convirtió en pobreza y a ella atribuye su primera dignidad, porque le ayudó a ser resuelto, jugado, comprometido con los que aún merodean la tenue línea que divide a los que comen en el día de aquellos que no, a los que se educan mínimamente, de aquellos que morirán analfabetos. No se trata de un niño bien criado por sus padres para mantener a la familia en el periplo del poder que asegura granjerías y privilegios cuasi eternos o semi adquiridos. Es el hijo de pastores altiplánicos cuya primera lengua es el aymara y cuya meta central en la vida siempore fue sobrevivir. Ganada esa primera lucha, el deporte lo acercó a los suyos, jugador, director técnico, dirigente deportivo y de allí al sindicato que cocaleros, en una escalada que los chicos listos y "clasemedieros" de padres diplomáticos, que engrosan sus curriculums mientiendo para hacernos creer que no sólo estudiaron, sino que también hicieron clases en Harvard, menosprecian y vilipendian, no sólo en su país, también en Chile.

Y Dios creó a Evo. Evo pastor, deportista, panadero, como mi padre Eugenio. Evo redentor de los que aún no tiene claridad sobre el cielo que les espera, por mamarse en vida la pobreza del mundo, mientras otros disfrutan y reparten bienes que podrían ser de todosy que alguna vez como el oro, fue todo de ellos, de los indios. . Evo, que se pasea por Europa estrechando manos de presidentes de democracias ejemplares, con su chaqueta de cuero o su chomba a rayas. Quizás por ello el cuasi fascista de Mariano Rajoy, del Partido Popular español no le recibió, porque hay quienes creen que los hijos de la calle, los vástagos de los pastores , los morenos panaderos como nuestros Mapuche, jamás deberían osar estrechar manos blancas de igual a igual y mucho menos pretender gobernar sus feudos. Evo soltero , amerindio, machacado por el estigma, oxigenado por las hojas de coca, Evo abrazador de los indios, sospechado por el norte, desconfiado por el sur, profeta en tu altiplano moreno, que ninguna fuerza oculta le aplanen a tí y a tu pueblo esperanzado el porvenir.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

ecoestadistica.com