3.9.05

ELEMENTAL , mi querido Chile

La política habitacional en Chile tiene su programa estrella, se llama Fondo Solidario de Vivienda y apunta a que grupos organizados desde 10 a 300 personas puedan construir sus viviendas en terrenos nuevos, reemplazar su casa antigua por una nueva, densificar la ciudad construyendo viviendas para los allegados en los sitios o incluso comprar casas usadas. Para ello y dependiendo de la región, el Gobierno a tavés del MINVU asigna 280 o más UF y las familias deben apotar a lo menos 10 UF quedando sin deuda.

Los tipos de viviendas nuevas ofertados mediante este programa por las empresas constructoras, suelen trener rangos de 24 a 40 metros cuadrados y usualmente las familias reciben sólo un dormitorio. Las escazes de terrenos y los sucesivos reclamos por la calidad de las viviendas, su entorno y equipamientos e infraestructura, llevaron a un grupo de académicos de la
Pontificia Universidad Católica, apoyados por la Universidad de Harvard y el propio MINVU, más algunas empresas constructoras, a buscar alternativas de innovación en este tema. Así fue como surgió ELEMENTAL.

ELEMENTAL es una iniciativa para innovar y construir siete conjuntos de vivienda de muy bajo costo (300 UF) a lo largo de Chile. La iniciativa incorpora innovaciones en diseño, ingeniería y participación comunitaria con el objeto de crear nuevas tipologías en vivienda social sin deuda Para ello, convocaron a un concurso
mundial de arquitectura, en el que participaron más de 500 trabajos de todo el planeta.

Soy responsable de haber llevado ELEMENTAL a Temuco. Consiguiendo un terreno cerca de la ciudad de caso 8 hectáreas, que más tarde comprarían
Habitat Para La Humanidad y World Vision Chile, e identificando a cerca de 300 familias que requerían con urgencia una solución habitacional en la periferia. La Universidad Católica ha llevado a cabo un trabajo riguroso, de mucha pasión y voluntad que no ha estado exento de dificultades, tanto al interior de Habitat, cuyo ejecutivo no logra comprender la natruraleza del proyecto en que se embarcó, como por las rigideces públicas propias de quienes están más obligados a aplicar normativas, que a innovar o ampliar los criterios para fomentar la innovación social.

He oído con atención a los detractores del proyecto en la empresa privada, el sector público y las propias escuelas de arquitectura. Los argumentos en contra son que para que ELEMENTAL funcione se debe modificar normas o criterios; que la propuesta contempla muchos metros cuadrados de edificación o que éstos programas no van con la cultural local, porque en Temuco por ejemplo, el proyecto será de estilo holandés, en altura y alta densificación, o incluso y a falta de argumentos, se trata de "cabros jóvenes y academicistas e ilusos" a sus autores.

Los detractores, con sus argumentos, terminan por reforzar la necesidad de ELEMENTAL porque a) las universidades son espacios para pensar, innovar, soñar y tener ilusiones b) la cultura local es una interpretación variable, que si puede aceptar en pleno centro de Temuco una réplica de una catedral católica colombiana, bien puede aceptar viviendas de tres pisos para sus pobres c) la innovación no debe pedir permiso a la normas para expandirse, debe subvertirlas, provocarlas, ponerlas a prueba y si es necesario cambiarlas y d) más ciudad, mejor ciudad, requiere que nuestros pobres tengan viviendas no sólo más grandes, sino que barrios más sustentables y familias más protegidas.

Para lo interesados en ELEMENTAL recomiendo que conozcan dos experiencias previas:
Quinta Monroy en Iquique y Taller 9x18 en Santiago.

2 Comments:

At 12:19 p. m., Blogger encuentrolocal.viviendadigna said...

"cuando ella y yo nos ocultamos en la pequeña casa de la noche..." Desde esta Valdivia, aún con los recuerdos de ese Teillier; te envío como grito desenfrenado, el Link de lo que será nuestro primer encuentro de comités de Vivienda..

http://comitesdeviviendavaldivia.blogspot.com/

Saludos

 
At 4:03 p. m., Anonymous Anónimo said...

Te felicito por defender la iniciativa. Soy arquitecto y estuve a cargo del equipo que diseñó la Quinta Monroy. Lo más difícil para innovar es romper la resistencia de los q prefieren que todo siga igual.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

ecoestadistica.com